Directo al Paladar
Contenidos contratados por la marca que se menciona +info

La tarta banoffee es un postre tradicional británico, una tarta de plátano y nata montada muy sencilla de hacer y que no requiere de horno, puesto que su base se elabora con galleta y mantequilla. La crearon en 1971 en el restaurante The Hungry Monk y se cuenta que es el postre que siempre elaboraba Margaret Thatcher cuando tenía invitados en casa.

Es tan sencilla que su secreto es usar ingredientes de calidad. Unas galletas ricas, que el plátano sea bueno y esté en su momento óptimo de dulzor y elegir mantequilla y nata de excelente calidad como las de Pascual.

La de Pascual es una nata por la que apostar no solo por su sabor, sino porque sus granjas cuentan con el certificado AENOR de bienestar animal, que evalúa cuatro principios: buena alimentación, buen alojamiento, buen estado de salud y un comportamiento apropiado para las necesidades de las vacas.

Con el objetivo de facilitar la tarea del cocinado, Pascual ha renovado recientemente sus formatos. Por ejemplo, la nata para montar ahora está disponible entre tres envases: el más pequeño, de 200 ml.; uno de 500 ml. con tapón de rosca, que resulta muy cómodo, y el de un litro, que puede ser perfecto para una receta como esta, en la que montaremos una buena cantidad de nata y, además, la usaremos también para hacer el toffee. Asimismo, y en línea con la apuesta por la sostenibilidad de la marca, el 89% de los envases de nata están fabricados con materiales sostenibles

Por otro lado, Pascual ha lanzado una mantequilla en pastilla de 250 g, perfecta para elaboraciones de repostería como esta tarta, cuya base de es de galletas y mantequilla.

tarta banoffee

Receta de tarta banoffee

Ingredientes para la masa

  • 200 g de galletas tipo María
  • 90 g de mantequilla

Ingredientes para el toffee

  • 50 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar
  • 70 ml de agua
  • Una pizca de bicarbonato
  • 100 ml de nata para montar

Ingredientes para el resto del relleno

  • 2 plátanos
  • 200 ml de nata para montar
  • 30 g de azúcar glas
  • Queso crema o estabilizante para la nata (opcional)
  • Almendra laminada, un puñado, para adornar

tarta banoffee

Cómo preparar la tarta banoffee paso a paso

Una masa tradicional de galletas y mantequilla

Comenzamos con la base de esta tarta, que no requiere de horno, pero sí de varias horas en la nevera para que coja cuerpo, se asiente y se endurezca. Para ello, trituramos la galletas y las ponemos en un bol.

tarta banoffee

Añadimos la mantequilla partida en dados. Es importante que la mantequilla esté en pomada, es decir blanda y maleable, pero no derretida. Es preferible no meterla en el microondas, con haberla sacado un rato antes de la nevera será suficiente.

tarta banoffee

Mezclamos muy bien hasta obtener una mezcla homogénea. Cubrimos con ella la base y los laterales de un molde de tarta. Se puede usar tanto uno desmontable como uno de gres, para presentar la tarta dentro del propio molde.

Guardamos en la nevera durante al menos un par de horas para que se endurezca.

tarta banoffee

El toffee, ese delicioso caramelo con nata

Para hacer el toffee casero, debemos derretir la mantequilla en un cazo a fuego muy suave.

En un cazo aparte, vertemos el agua y el azúcar y lo acercamos al fuego, suave, para formar un almíbar. Desde el momento en el que el azúcar comience a derretirse, debemos remover casi constantemente.

Añadimos la mantequilla fundida y la pizca de bicarbonato y mezclamos bien durante un minuto más.

Agregamos la nata para montar y seguimos removiendo, a fuego suave.

Debemos dejar cocer el conjunto unos minutos hasta conseguir una salsa suave, con un bonito color tostado. En cinco minutos, como máximo, estará listo. Debe quedar una salsa líquida, que cuando se enfríe espesará poco a poco. Si dejáramos la mezcla al fuego más tiempo, conseguiríamos un toffee muy espeso con el que hacer caramelos.

Una vez lista la salsa, la reservamos en un bol o jarra aparte.

tarta banoffee

Varillas, nata… ¡a montar!

Ahora, montamos la nata junto con el azúcar glas y la ayuda, a ser posible, de unas varillas eléctricas o de un robot de cocina. Es muy importante que la nata este bien fría para que monte bien.

Cuando la nata comience a montar, opcionalmente podemos añadir un poco de queso cremoso o de estabilizante para nata, lo que ayudará a que esta quede bien firme durante más tiempo. Una vez lista, reservamos.

tarta banoffee

Damos forma a la tarta

Ya lo tenemos todo preparado para montar nuestra tarta. Para ello, pelamos y partimos en rodajas el plátano.

Cubrimos con este plátano la base de la tarta, bien extendido de tal forma que cubra toda la superficie. Si las rodajitas son finas, podemos poner dos capas.

tarta banoffee

Regamos por encima con la salsa de toffee y coronamos con la nata montada. Se puede volcar tal cual, alisada con una espátula y dándole una forma un poco irregular, lo que le dará un aspecto rústico muy bonito, o también podemos darle otra forma con una manga pastelera. Lo importante es ser generosos con la nata.

Terminamos con algún adorno, que pueden ser unas almendras laminadas o bien un toque de chocolate, por ejemplo, unas lascas.

tarta banoffee

El secreto para montar bien la nata

Montar nata no es nada difícil… pero, como todo, tiene sus truquillos. En primer lugar, es importante usar una nata de calidad, como la nata para montar de Pascual, con un 35% de materia grasa, elaborada con la mejor leche.

Por otro lado, es muy importante que la nata esté muy fría para que monte bien, a una temperatura de entre 5º y 10ºC. Si es verano y el ambiente es cálido, nos será de ayuda conservar en la nevera un ratito el bol en el que vamos a montar la nata y las varillas, o poner un recipiente con hielo debajo del que usaremos para montar la nata.

La nata se puede montar a mano con la ayuda de unas varillas. Aunque, qué duda cabe, será más sencillo si empleamos unas varillas eléctricas: siempre conseguiremos más volumen. Ahora bien, debemos tener cuidado de no pasarnos al batir para que no se corte.

Añadir azúcar e ir introduciendo aire a medida que batimos nos ayudará a montar la nata. La materia grasa que posee este ingrediente comienza a rodear las burbujas de aire, creando una especie de película que lo recubre. Así se produce la magia de convertir un producto líquido en sólido.

tarta banoffee

Alternativas de relleno

El plátano es la esencia de la tarta banoffee, de manera que no lo vamos a sustituir. Pero sí hay alternativa al toffee. De hecho, también es muy habitual preparar esta tarta con dulce de leche. Lo podemos comprar ya hecho o prepararlo en casa. Se trata de una reducción de leche con azúcar que, cocinada a fuego lento, se carameliza y toma su característico color marrón oscuro.

Eso sí, la leche (un litro) debe cocer junto al azúcar (250 g) durante dos horas y a fuego muy suave. Se pueden añadir unas gotas de esencia de vainilla. Y otra opción, aún más fácil y rápida, sería añadir, sencillamente, un poco de leche condensada.